Libertad de Trabajo

De DerechoPedia
Saltar a: navegación, buscar

La Libertad de Trabajo se encuentra consagrada, reconocida, en nuestra Constitución en el artículo 19 N° 16: "La Constitución asegura a todas las personas: 16º La libertad de trabajo y su protección. Toda persona tiene derecho a la libre contratación y a la libre elección del trabajo con una justa remuneración"

Como ha señalado la doctrina, la libertad de trabajo significa que "a nadie le será impuesto un trabajo o un trabajador, que a nadie le será negado un trabajo por razones arbitrarias y que quien trabaje lo haga con una justa retribución" (Evans, E. Derecho Constitucional, Editorial Jurídica, p 232).

Concepto

"La protección constitucional del trabajo del articulo 19 Nro. 16 de nuestra Carta Fundamental no se limita sólo a garantizar la libertad de elección y de contratación laboral, sino que, al incluir la garantía constitucional el reconocimiento expreso de la libertad de trabajo y su protección, la constitución extiende la protección al trabajo mismo, en atención al compromiso inseparable de respeto a la dignidad del trabajador en la forma en que efectúa su labor y a la ineludible función social que cumple el trabajo. En consecuencia, la Constitución también protege al trabajo propiamente tal, no consagrando el derecho al trabajo en términos generales, pero sí derechos que constituyen elementos fundamentales de éste y que pueden exigirse efectivamente del Estado" (Luz Bulnes: "La libertad de trabajo y su protección en la Constitución de 1980", en Revista de Derecho Público Nro. 28, Universidad de Chile, Santiago 1980, p.215).

Corte suprema: Rol Nº 9.180-2012: "Noveno: Que, a mayor abundamiento, cabe tener presente que la libertad de trabajo es un derecho constitucional, de carácter económico y social, que habilita a toda persona a buscar, obtener, practicar y ejercer cualquier actividad remunerativa profesión u oficios válidos, amparando el derecho a exigir un trabajo con entera libertad y con acceso a una justa remuneración, situación que no se ajusta al caso de autos, en que por medio del acto recurrido se pretende suspender la realización de una actividad que se encuentra incumpliendo la normativa que la regula."

Contenido

1er JL de Angol, T-7-2017, Mg. Claudio Alejandro Campos Carrasco, Titular: "VIGÉSIMO: Que, por otra parte, en lo relativo a la afectación de la garantía prevista en el artículo 19 No.16 de la Cosntitución Política de la República, ha de decirse que obsevada la demanda no se advierte como se ha lesionado con el despido su derecho a la libertad de trabajo, pues en modo alguno expone cómo ha operado la vulneración, de suerte que malamente este tribunal puede discurrir acerca de su existencia. Mención aparte, hay que tener en cuenta que en relación a esta garantía, la tutela contemplada en el Código del Trabajo protege lo siguiente:

a) El derecho a la libre elección del trabajo: este derecho puede definirse como aquel que tiene toda persona de escoger libremente el trabajo que se adecue a su vocación, conveniencia y necesidad. Asimismo, ningún trabajo puede prohibirse a menos que atente contra la moral, seguridad pública, salubridad pública o el interés nacional y siempre que esta prohibición este determinada por la ley.

b) El derecho a la libre contratación: este derecho se puede comprender como el derecho a acordar libremente las condiciones del trabajo, sin perjuicio de encontrarse regulados por la ley una serie de condiciones precisamente de origen legal que actúan preferentemente en caso de trabajadores dependientes, como por ejemplo, el ingreso mínimo, feriado legal, entre otros.

c) La protección del trabajo: este derecho involucra el derecho a la justa retribución en el trabajo y el derecho a la negociación colectiva y a la no discriminación laboral. La justa retribución se refiere a aquella que permita al trabajador su mayor desarrollo material y espiritual posible, pero esta justa retribución se verá limitada en la medida que afecte la productividad de la empresa.

Corolario de lo anteriormente asentado, por la prueba que se valora, no se divisa en el horizonte una transgresión con el despido del demandante de su libertad de trabajo. "

Fallos

2do JL de Linares, T-36-2018, Mg. Paula Luengo Montecino, Titular: "En cuanto al derecho a la libertad de trabajo del actor, cabe tener presente que el artículo 19 de nuestra Carta Fundamental señala que "La Constitución asegura a todas las personas: 16º La libertad de trabajo y su protección. Toda persona tiene derecho a la libre contratación y a la libre elección del trabajo con una justa remuneración". Luego, la libertad de trabajo debe entenderse por una parte como el derecho de toda persona de no ser forzada a desarrollar una labor, la que sólo puede ser ejecutada con su consentimiento previo y libre, y, por otra parte como la libertad de contratación y la libre elección del trabajo. Así las cosas, se estima que esta última garantía no ha sido vulnerada, por cuanto en el caso de autos, no se reúnen los presupuestos para ello, ya que el demandante no ha sido forzado a desarrollar una determinada labor y ha podido escoger libremente su trabajo, el que no fue impuesto."

1er Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, T-1073-2016: "DECIMO QUINTO: Que, además, es necesario hacer presente en cuanto a la libertad del trabajo, que la Constitución Política de la República, en el artículo 19 N° 16 , inciso primero señala que la Constitución asegura a todas las personas la “libertad de trabajo y su protección”. Tal como emana de su texto, lo que se protege es la libertad de trabajo y no el trabajo mismo o una determinada retribución. En efecto, precisando esta noción, el inciso segundo señala que “toda persona tiene derecho a la libre contratación y a la libre elección del trabajo con una justa retribución”. No se trata entonces de la protección de un trabajo determinado o del derecho de una persona a seguir desarrollándolo, Sergio Diez señala al respecto “esta es una libertad y no un derecho al trabajo, porque no implica que se pueda exigir al Estado o a los particulares un puesto laboral” (DIEZ URZÚA, SERGIO, Personas y Valores, Editorial Jurídica de Chile, 1999, página 156). En otros términos, no se trata de una garantía que permita permanecer en un trabajo determinado ni obtenerlo, sino sólo el derecho a desarrollarlo libremente sin que intervenga el Estado o un particular para impedirlo, todo ello teniendo presente las normas constitucionales o legales que por otras consideraciones superiores pueden prohibir determinadas actividades o limitarlas."

Tribunal Constitucional

El Tribunal Constitucional ha tenido ocasión de precisar el contenido de la libertad de trabajo reconocida en la Constitución. En reiteradas sentencias de inaplicabilidad por inconstitucionalidad, dicho Tribunal ha resuelto que al consagrar la libertad de trabajo, nuestra Constitución Política no sólo reconoció la libertad de las personas para trabajar, “La protección constitucional del trabajo del art. 19 Nº 16 de nuestra Carta Fundamental no se limita sólo a garantizar la libertad de elección y de contratación laboral, sino que, al incluir la garantía constitucional el reconocimiento expreso de la libertad de trabajo y su protección, sino también estableció que el trabajo que realicen goza de ciertos derechos indispensables, que también son consagrados por la Constitución: la constitución extiende la protección al trabajo mismo, en atención al compromiso inseparable de respeto a la dignidad del trabajador en la forma en que efectúa su labor y a la ineludible función social que cumple el trabajo. En consecuencia, la Constitución también protege al trabajo propiamente tal, no consagrando el derecho al trabajo en términos generales, pero si derechos que constituyen elementos fundamentales de éste y que pueden exigirse efectivamente del Estado”. (Tribunal Constitucional, sentencias Rol 1852 de 26.07.2012; Rol 2086 de 16.12.2012; Rol 2110 de 16.12.2012; Rol 2114 de 16.12.2012; Rol 2182 de 16.12.2012 y Sentencia Rol 2197 de 16.12.2012)