Finiquito

De DerechoPedia
Saltar a: navegación, buscar

El finiquito es "el instrumento emanado y suscrito por las partes del contrato de trabajo, empleador y trabajador, con motivo de la terminación de la relación de trabajo, en el que dejan constancia del cabal cumplimiento que cada una de ellas ha dado a las obligaciones emanadas del contrato, sin perjuicio de las acciones o reservas con que alguna de las partes lo hubiere suscrito, con conocimiento de la otra. El finiquito en cuanto acto jurídico representa una convención y, frecuentemente, es de carácter transaccional". (Manual de Derecho del Trabajo, William Thayer Arteaga y Patricio Novoa Fuenzalida, Tomo IV, quinta edición actualizada, pág. 60)

Daniel Nadal Serri en su obra "El Despido en el Código del Trabajo", Editorial Lexis Nexis, Primera Edición, marzo de 2003, página 571, refiere "El finiquito es el acto jurídico bilateral por medio del cual las partes dan expresa constancia de la terminación del contrato de trabajo y de las condiciones en que ella se produce."

Concepto

La jurisprudencia administrativa, reiterada y uniforme de la Dirección del Trabajo, que el "finiquito es un acto jurídico bilateral por medio del cual las partes dejan constancia de la terminación del contrato de trabajo y de las condiciones en que ella se produce". (Dirección del Trabajo, Dictamen Nº 2390/01 de 5/6/2004)

JLT de San Miguel T-64-2019, Alondra Valentina Castro Jiménez: "f) Que el finiquito, etimológicamente, encuentra su origen en la conjunción de dos términos con significados bien precisos: fin, que es término, el remate o la consumación de una cosa; y la palabra cito (citare), que significa proclamar, anunciar. En un sentido forense expresa la liberación de una deuda o parte de ella que hace el acreedor al deudor. Según el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, el finiquito es el remate de las cuentas; el certificado que se da para que conste estar ajustadas y satisfecho el alcance de ellas; dar finiquito es acabar con el caudal o con otra cosa. Se sostiene que el finiquito laboral constituye una institución propia del Derecho del Trabajo que puede conceptualizarse como una convención entre las partes del contrato de trabajo por medio de la cual llegan a un acuerdo relativo al cumplimiento de las obligaciones recíprocas con el objeto principal de impedir que la controversia deba plantearse necesariamente ante los Tribunales de Justicia. De ambos tipos de conceptos esbozados -etimológico y doctrinario- se puede concluir que el finiquito laboral tiene dos fines específicos, que se confunden con su objeto: uno, ser un acto por el cual se pone término a una vinculación determinada y otro, certificar los derechos emanados de la misma, con efecto permanente entre las partes del vínculo."

En ese sentido, el finiquito es una transacción –en la especie, contrato por el que las partes precaven un eventual litigio, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 2446 del Código Civil- en la que se ajustan cuentas pendientes, por lo que es dable exigirle la especificidad necesaria, en atención no sólo a los bienes jurídicos en juego, esto es, derechos laborales de orden público, sino también porque se trata de evitar o eludir un pleito, una controversia, entre quienes comparecen a dicho ajuste de cuentas, de ahí que es necesario requerir la máxima nitidez en cuanto a las materias, derechos, obligaciones, prestaciones e indemnizaciones sobre los cuales se ha formado el consentimiento, con el objeto precisamente de impedir discusiones como la presente en que una parte entiende que no ha transado y la otra, supone el acuerdo. De ese modo –con la nitidez sobre los temas que versa el acuerdo- podrá exigírsele a cada parte que cumpla con lo acordado, desde que constituye una ley para los contratantes y en el que debe concurrir la buena fe. (Unificación Rol N° 5.000-2014)

Regulación en el Código del Trabajo

Art. 177. El finiquito, la renuncia y el mutuo acuerdo deberán constar por escrito. El instrumento respectivo que no fuere firmado por el interesado y por el presidente del sindicato o el delegado del personal o sindical respectivos, o que no fuere ratificado por el trabajador ante el inspector del trabajo, no podrá ser invocado por el empleador. El finiquito deberá ser otorgado por el empleador y puesto su pago a disposición del trabajador dentro de diez días hábiles, contados desde la separación del trabajador. Las partes podrán pactar el pago en cuotas de conformidad con los artículos 63 bis y 169.

Para estos efectos, podrán actuar también como ministros de fe, un notario público de la localidad, el oficial del registro civil de la respectiva comuna o sección de comuna o el secretario municipal correspondiente.

En el despido de un trabajador por alguna de las causales a que se refiere el inciso quinto del artículo 162, los ministros de fe, previo a la ratificación del finiquito por parte del trabajador, deberán requerir al empleador que les acredite, mediante certificados de los organismos competentes o con las copias de las respectivas planillas de pago, que se ha dado cumplimiento íntegro al pago de todas las cotizaciones para fondos de pensiones, de salud y de seguro de desempleo si correspondiera, hasta el último día del mes anterior al del despido. Con todo, deberán dejar constancia de que el finiquito no producirá el efecto de poner término al contrato de trabajo si el empleador no hubiera efectuado el integro de dichas cotizaciones previsionales.

Los organismos a que se refiere el inciso precedente, a requerimiento del empleador o de quien lo represente, deberán emitir un documento denominado "Certificado de Cotizaciones Previsionales Pagadas", que deberá contener las cotizaciones que hubieran sido pagadas por el respectivo empleador durante la relación laboral con el trabajador afectado, certificado que se deberá poner a disposición del empleador de inmediato o, a más tardar, dentro del plazo de 3 días hábiles contados desde la fecha de recepción de la solicitud. No obstante, en el caso de las cotizaciones de salud, si la relación laboral se hubiera extendido por más de un año el certificado se limitará a los doce meses anteriores al del despido.

Si existen cotizaciones adeudadas, el organismo requerido no emitirá el certificado solicitado, debiendo informar al empleador acerca del período al que corresponden las obligaciones impagas e indicar el monto actual de las mismas, considerando los reajustes, intereses y multas que correspondan.

Si los certificados emitidos por los organismos previsionales no consideraran el mes inmediatamente anterior al del despido, estas cotizaciones podrán acreditarse con las copias de las respectivas planillas de pago.

No tendrá lugar lo dispuesto en el inciso primero en el caso de contratos de duración no superior a treinta días salvo que se prorrogaren por más de treinta días o que, vencido este plazo máximo, el trabajador continuare prestando servicios al empleador con conocimiento de éste.

El finiquito ratificado por el trabajador ante el inspector del trabajo o ante alguno de los funcionarios a que se refiere el inciso segundo, así como sus copias autorizadas, tendrá mérito ejecutivo respecto de las obligaciones pendientes que se hubieren consignado en él.

Requisitos

1.- Debe constar por escrito y, para ser invocado por el empleador.

2.- Debe haber sido firmado por el interesado y alguno de los ministros de fe citados en esa disposición, esto es: Un Inspector del Trabajo, un Notario Público de la localidad, el Oficial del Registro Civil de la respectiva comuna o sección de comuna o el Secretario Municipal correspondiente..

Teniendo la naturaleza de contrato debe cumplir con los elementos de todo contrato y algunos que son específicos para la transacción que son: a) Que exista un derecho dudoso o incierto y b) Que las partes hagan mutuas concesiones.

Además, en el finiquito debe constar, desde el punto de vista sustantivo, el cabal cumplimiento que cada una de las partes ha dado a las obligaciones emanadas del contrato laboral o la forma en que se dará cumplimiento a ellas, en caso que alguna o algunas permanezcan pendientes.

Requisitos de validez

JLT de San Miguel T-64-2019, Alondra Valentina Castro Jiménez: "d) Que aparece necesario considerar que al tratarse de obligaciones inherentes en el ámbito laboral, el legislador en el artículo 177 del Código del Trabajo dispuso una serie de formalidades que tienen por objeto contar con la certeza o seguridad jurídica que el contratante más débil de la relación concurra efectivamente con su voluntad a la terminación del vínculo laboral, teniendo pleno conocimiento del contenido e implicancias del finiquito a suscribir, como también que dicho conocimiento sea constatado por alguno de los ministros de fe señalados en la misma disposición legal. Al efecto aquellas exigencias tienen por objeto constatar el concurso de voluntades en orden a las condiciones en que se verifica el término de la relación laboral.

De ahí entonces que el trabajador deje constancia, bajo las mismas formalidades de alguna reserva de derechos, con la finalidad que ésta sea conocida en un eventual litigio futuro y sólo respecto de aquél derecho reservado, sin que aquella reserva sea obstáculo para percibir cualquier suma de dinero que en este instrumento se determine en favor del trabajador, o que produzca poder liberatorio de aquello en lo que hubo conformidad de parte del trabajador.

De otro lado, para que el finiquito pueda ser invocado por el empleador y logre formar convicción respecto de su pleno poder liberatorio, se debe revisar su validez.

En efecto, la validez del finiquito exige la concurrencia copulativa de las siguientes condiciones: a) Requisitos objetivos de validez o formalidades, esto es, i. Debe constar por escrito, ii. Debe haber sido firmado por el interesado y alguno de los ministros de fe que indica el artículo 177 del Código del Trabajo, iii. El ministro de fe actuante debe dejar constancia de alguna manera, de la aprobación que el trabajador presta al acuerdo de voluntades que se contiene en el respectivo instrumento.

Asimismo este instrumento debe cumplir con: b) Requisitos subjetivos, es decir, iv. En el finiquito debe constar el cabal cumplimiento que cada una de las partes ha dado a las obligaciones emanadas del contrato laboral o la forma en que se dará cumplimiento a ellas, en caso que alguna o algunas permanezcan pendientes.

En este caso y de la naturaleza jurídica del instrumento que se viene analizando, cabe señalar que el finiquito es un acto jurídico ¿bilateral que requiere para su existencia de la manifestación de voluntad de ambas partes y que para su validez, las voluntades de éstas deben estar exentas de todo vicio, observando que los vicios de que puede adolecer el consentimiento prestado en el finiquito, obedecen a las reglas generales, artículos 1451 y siguientes del Código Civil, y que sólo ante la existencia y alegación de alguno de los consentimientos viciados se podrá declarar la nulidad del mismo y entender entonces que este documento al ser invocado por el empleador, no obstante su existencia, carece de validez por afectarle algún vicio del consentimiento, como el error, la fuerza o el dolo.

De acuerdo a lo anterior, para restar validez al documento en estudio y con ello pretender que se declare que la relación laboral ha tenido el carácter de continua e ininterrumpida, la parte demandante debió solicitar la declaración de nulidad del despido fundada en el consentimiento viciado que habría materializado el mismo, correspondiendo de acuerdo al artículo 1698 del Código Civil al trabajador la carga procesal de acreditar en el proceso correspondiente que el finiquito otorgado adolece de un vicio de nulidad y debe, por tanto, ser invalidado, situación que no se ha producido en el presente caso, pues en primer término el demandante ninguna alegación formuló en tal sentido con la presentación de la demanda, y en segundo lugar, por cuanto la alegación de ineficacia expresada en la demanda, se realiza sin fundamento alguno e incumpliendo lo previsto en el artículo 446 N° 4 del Código del Trabajo.

Resulta útil indicar que la mención de ¿fuerza¿ por la amenaza que significó la suscripción de los documentos analizados en el mes de enero de cada año, sólo con el objeto de mantener una fuente de ingresos, no es suficiente para considerar que aquella alegación vicia el consentimiento, pues tampoco fue indicada en el libelo pretensor, y por cierto resulta extemporánea para ser analizada."

Empleador firma posteriormente el finiquito

JLT de San Miguel, M-215-2019, Mgiuel Jiménez Farías, Juez Suplente: "SEPTIMO: Que en cuanto a la excepción de finiquito opuesta por la demandada, el actor evacuó el traslado conferido en audiencia señalando que el finiquito debe ser firmado por ambas partes para ser eficaz, por tanto no cumple con lo dispuesto en el art. 177 del C. del Trabajo, y no puede ser invocado por el empleador. Además, esgrimió que dicho finiquito no es válido, pues la voluntad del trabajador que aparece suscribiéndolo está viciada por el dolo de la empresa. En efecto, en la notaria donde suscribió el finiquito el actor no recibió el dinero que se refiere en dicho documento, de hecho, la demandada dice que se le pagó en la oficina de la secretaria de la empresa. Agrega que se le indicó que debía la reparación de un automóvil.

Al efecto, se incorporo por las partes el finiquito de fecha 13 de marzo de 2019 desprendiéndose de su examen que este aparece firmado por el trabajador con fecha 19 de marzo de 2019, y cuenta con el timbre, firma de la Notario actuante, y el estampado siguiente: ¿El presente finiquito no pone término a contrato de trabajo si no están pagadas las cotizaciones previsionales (Ley 19.844).- Leyó, ratificó y firmó ante mí el trabajador identificado¿. Asimismo, de la lectura del libelo de demanda, se extrae que el mismo trabajador reconoce haber ratificado dicho instrumento.

No obstante ello, la demandante ha alegado la nulidad de dicho finiquito esgrimiendo, primero, que ninguna de las tres copias del finiquito fueron suscritas por el empleador con antelación o al momento de la autorización notarial de dicho documento, hecho que solo ocurrió con posterioridad, y segundo, que el consentimiento del trabajador se ha visto viciado, en tanto nunca se efectuó el pago de los dineros que en dicho documento se declaran haber sido recibidos satisfactoriamente por el actor, por lo que estima se ha incurrido en dolo por parte de la empleadora.

Con respecto a esta alegación la actora ha rendido las siguientes pruebas:

-Finiquito de trabajo de fecha 13 de marzo de 2019.

-Impresiones de conversaciones de whatsapp de fecha 19 de marzo de 2019.

-Impresiones de conversaciones de whatsapp entre trabajador de la empresa Merwill y el demandante.

-La percepción documental respecto de conversaciones de whatsapp contenidas en el celular del actor, previamente incorporadas como documentos.

CONFESIONAL: Absolvió posiciones la representante legal de la demandada: doña Antonia de La Maza Allendes, quien señaló que el dinero del finiquito se le entregó al actor en la oficina por la administradora doña Carolina (Danelly) en efectivo.

Sobre esta materia, cabe consignar que si bien es efectivo que la parte empleadora solo suscribió el finiquito con posterioridad a su "autorización", dicha circunstancia no resta validez a dicha convención. En efecto, lo relevante en este caso para el legislador es la protección de la parte más débil en la relación laboral, cual es, el trabajador, por lo que la necesidad jurídica de ratificación ante ministro de fe solo la establece respecto del trabajador y no del empleador. Además en el tráfico jurídico no resulta extraño que estos documentos se firmen en momentos distintos por los comparecientes, lo que no afecta de modo alguno la validez del consentimiento que consta en estos.

Por otra parte, de las pruebas rendidas por el actor no hay posibilidad si quiera de inferir la no entrega del dinero que reclama éste. De hecho, las conversaciones de whatsapp versan sobre la oportunidad de suscripción del finiquito, y sobre el destino del teléfono celular que ocupaba el actor en la empresa, no contándose tampoco con prueba respecto de los descuentos que habría hecho unilateralmente la demandada al momento del pago de lo consignado en el finiquito. Inclusive, la demandada incorporó la declaración de la testigo doña Danelly Carolina Ruiz Oviedo, administrativa de la demandada, quien expresó que una vez que el actor volvió de la notaria con el finiquito suscrito, pagó a éste la suma que se consignaba en el instrumento.

Así las cosas, cumpliendo el finiquito en comento todas las formalidades legales que le exige el art. 177 del C. del Trabajo, y no habiéndose rendido por la demandante prueba idónea para efectos de acreditar el dolo alegado, e inclusive habiendo demostrado la demandada la efectividad de la entrega de los dineros consignados en el finiquito, aunque con posterioridad a la suscripción del finiquito, se rechazará la solicitud de declaración de nulidad del finiquito sub lite por lo que debe estimarse que este ha producido todos sus efectos propios, generando el respectivo poder liberatorio respecto de las partes con respecto a la relación laboral que los ligó.

En consecuencia, se acogerá la excepción de finiquito opuesta y, consecuencialmente, se rechazará la demanda en todas sus partes. "

Reserva de Derechos

Unificación Rol N° 6.880-2017: "Que, así, el finiquito corresponde a una convención, en cuanto acto jurídico voluntario que genera o extingue derechos y obligaciones, y que da cuenta del término del vínculo laboral de la manera que señala, y como tal, es posible que una de ellas manifieste discordancia en algún rubro, en cuyo extremo el finiquito no tiene poder liberatorio, situación que puede consignarse mediante la formulación de la reserva correspondiente". (...) "Debe considerarse en este punto, que en la especie, al tratarse de un finiquito que ajusta entre las partes la situación jurídica de término de derechos de naturaleza laboral, y por lo tanto de orden público, merece y exige la especificación concreta y expresa de los bienes jurídicos de los cuales se dispone, máxime si se considera que por su naturaleza transaccional, rige a su respecto lo dispuesto en el artículo 2446 del Código Civil, desde que su finalidad es también evitar o precaver un litigio entre quienes lo suscriben, razón por la cual es indispensable requerir la máxima claridad en cuanto a los derechos, obligaciones, prestaciones, indemnizaciones que comprende, con la finalidad de impedir discusiones futuras como las que da cuenta la causa en que incide el recurso."

I.C.A. de Punta Arena, Rol N° 42-2014: “se acepta que la reserva de derechos sea manuscrita lo cual es lo normal, ya que en la práctica es común que los proyectos de finiquito sean redactados por el empleador, lo que hace imposible que en ellos se contenga una cláusula destinada a la reserva de derechos por parte del trabajador, de modo que una vez que este documento es puesto en conocimiento del trabajador, recién surge la posibilidad que éste pueda no conformarse con algunas de las cláusulas o sumas ofrecidas pagar por el empleador, o estimar que no se contempla alguna prestación laboral que a su juicio tiene derecho, o reprochar la causal de despido, etc., y tal disconformidad que obviamente no está contenida en el finiquito, se hará valer en forma manuscrita, estampando la reserva de derechos para poder posteriormente ejercer las acciones que estime oportunas.”.

Notarías y la reserva de derechos

I.C.A. de Santiago, Protección, Rol N° 41.154-2017

I.C.A. de Santiago, Protección, Rol N° 66.504-2018

I.C.A. de Valparaíso, Protección, Rol N° 375-2019

Denuncia por Vulneración de Derechos Fundamentales y Finiquito

Finiquito no Inhibe la acción de Tutela por DD.FF.

Unificación Rol N° 6.880-2017: "DÉCIMO: Que, así, el finiquito corresponde a una convención, en cuanto acto jurídico voluntario que genera o extingue derechos y obligaciones, y que da cuenta del término del vínculo laboral de la manera que señala, y como tal, es posible que una de ellas manifieste discordancia en algún rubro, en cuyo extremo el finiquito no tiene poder liberatorio, situación que puede consignarse mediante la formulación de la reserva correspondiente, y en el presente caso, es un hecho pacífico que los litigantes suscribieron un finiquito que cumplió las formalidades legales, en el cual la trabajadora expresa que nada se le adeuda con ocasión o motivo de la relación laboral o por causa de su terminación, otorgando el más amplio y total finiquito, renunciando a todas las acciones y/o derechos que una pudiera hacer valer en contra de la otra por causa del contrato, los servicios prestados y su terminación.

Como se observa, tal documento contiene cláusulas genéricas que carecen de la especificidad que un acto jurídico como el finiquito exige para que surta efecto liberatorio respecto de la acción deducida. En efecto, la denuncia que dio curso a este proceso se fundamenta en hechos concretos: el despido como represalia por una denuncia ante la Inspección del Trabajo, de lo que no se hace mención, por lo que las acciones derivadas de dicho antecedente fáctico, no puede abarcarla, sin perjuicio de que se trata de un reclamo apoyado en la vulneración de derechos fundamentales, esto es, de prerrogativas indisponibles."

Reserva y Necesidades de la empresa, recargo y descuento aporte cesantía

Nulidad del Finiquito

JLT de San Miguel T-64-2019, Alondra Valentina Castro Jiménez: "Finalmente las argumentaciones que formula la defensa del actor al momento de evacuar el traslado conferido relativas a la excepción opuesta, a juicio de ésta sentenciadora no la habilitan para entender subsanada la omisión en la que incurrió en su libelo pretensor, pues una solicitud de declaración de nulidad o ineficacia de un acto o contrato específico, como lo son los finiquitos invocados por la demandada, no es posible entenderla como una solicitud de carácter tácito o implícita que se derive del contexto de una demanda y de las declaraciones y/o prestaciones que en virtud de ella se solicitan, toda vez que es perentorio para la parte demandante al entablar la demanda, cumplir con la expresión de las ¿peticiones concretas¿ que se someten a la decisión del Tribunal, peticiones que en ningún caso puede ser supuestas por el Tribunal, o indicarlas al momento de evacuar el traslado respecto de la excepción opuesta en audiencia preparatoria, so pena de incidir en el vicio de ultrapetita."

Jurisprudencia

Unificaciones sobre Finiquito

Acogidas

Unificación Rol N° 34.574-2017

Unificación Rol N° 6.880-2017

Unificación Rol N° 88.866-2016

Unificación Rol N° 38.348-2016

Unificación Rol N° 32.122-2015

Unificación Rol N° 5.780-2015

Unificación Rol N° 5.000-2014

Unificación Rol N° 638-2014

Unificación Rol N° 14.656-2013

Unificación Rol N° 8.325-2013

Unificación Rol N° 1.855-2012

Unificación Rol N° 8.316-2010

Unificación Rol N° 5.816-2009

Unificación Rol N° 22.761-2015


Rechazadas

Unificación Rol N° 39.951-2017

Unificación Rol N° 1.093-2018

Unificación Rol N° 3.696-2018

Unificación Rol N° 43.413-2017

Unificación Rol N° 2.858-2017

Unificación Rol N° 100.837-2016

Unificación Rol N° 24.278-2016

Unificación Rol N° 19.066-2015

Unificación Rol N° 3.074-2015

Unificación Rol N° 29.712-2014

Unificación Rol N° 19.374-2014 - Fuero

Unificación Rol N° 9.865-2013 - Finiquitos sucesivos

Unificación Rol N° 4.435-2013 - Finiquito suscrito después de presentada la demanda.

Unificación Rol N° 9.579-2012 - Enfermedad profesional

Unificación Rol N° 6.634-2011

Unificación Rol N° 6.634-2011

Unificación Rol N° 2.714-2009

Recurso de Protección

Suprema, Protección Rol N° 1.670-2015

Suprema, Protección Rol N° 2.729-2012

Suprema, Protección Rol N° 11.480-2011 - Fuero

Suprema, Protección Rol N° 6.718-2009

Suprema, Protección Rol N° 1.140-2009

Recursos de Queja

Recurso de Queja Rol N° 4.977-2012

Recurso de Queja Rol N° 3.478-2012 - Fuero

Casaciones

Casación Rol N° 6.989-2011

Casación Rol N° 7.317-2011

Casación Rol N° 2.564-2011

Casación Rol N° 3.390-2011

Casación Rol N° 260-2011

Casación Rol N° 10.126-2010 - Contrato por obra, Indefnido, Finiquitos.

Casación Rol N° 6.989-2011

Casación Rol N° 3.477-2011

Casación Rol N° 260-2011

Casación Rol N° 8.607-2010

Casación Rol N° 8.316-2010

Casación Rol N° 7.113-2010 Enfermedad profesional

Casación Rol N° 7.055-2010 - Indemnización convencional en finiquito, incumplimiento de finiquito

Casación Rol N° 8.059-2010 - Reserva

Casación Rol N° 4.122-2010

Casación Rol N° 5.066-2010

Casación Rol N° 5.247-2010

Casación Rol N° 4.522-2010

Casación Rol N° 3.086-2010

Casación Rol N° 1.613-2010

Casación Rol N° 1.246-2010

Casación Rol N° 5.738-2008

Casación Rol N° 4.296-2008 - Casación de oficio

Casación Rol N° 5.856-2007 - No alegó excepción de finiquito en contestación.

Casación Rol N° 6.754-2007 - Reserva de derechos