Despido por falta de probidad

De DerechoPedia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El legislador estableció en el artículo 160 del Código del Trabajo causales de despido que se denominan disciplinarias, por las cuales el trabajador no tiene derecho a indemnización por el preaviso y por sus años de servicio. Entre ellas se encuentra"La falta de probidad, dice relación con la integridad y honradez en el obrar de la trabajadora, obrar que puede estar únicamente referido o relacionado con sus funciones laborales. Con ella se busca sancionar a aquel trabajador que no es leal con su empleador, obligación que emana del carácter especialísimo que tiene el contrato de trabajo, el llamado contenido ético-jurídico del mismo, en el cual inevitablemente se requiere una confluencia de intereses entre trabajador y empleador, el cual se vería torcido o dañado con este actuar y la pérdida de confianza consiguiente. Con todo, el legislador en su establecimiento es claro en cuanto a que no puede tratarse de cualquier hecho que signifique esta pérdida de confianza, sino que debe tratarse de una circunstancia grave, lo cual necesariamente nos lleva a un examen de ponderación." (JLT del Trabajo de Valparaíso T-82-2017, Ximena Cárcamo Zamora)

Es una causal de caducidad del contrato de trabajo por voluntad unilateral del empleador. Por causal de caducidad entendemos que se debe "al término del contrato debido a una actuación del trabajador que permite al empleador ponerle término en forma unilateral, sin derecho a indemnización por parte de aquél." (Lanata, 2009; 273)

Historia

Regulación en el Código del Trabajo de 1931

   Art. 9. El contrato del trabajo termina:
   6.o Por falta de probidad, vías de hecho, injurias o conducta inmoral grave debidamente comprobada, de cualquiera de las partes;

Regulación en el Código del Trabajo de 1987

Artículo 156.- El contrato de trabajo expira, de inmediato y sin derecho a indemnización alguna, cuando el empleador le ponga término fundado en que el trabajador ha incurrido en alguna de las siguientes causales, caso en el cual deberá dar aviso por escrito a la Inspección del Trabajo, dentro de tercero día hábil contado desde la separación del trabajador:
1a. falta de probidad, vía de hecho, injurias o conducta inmoral grave debidamente comprobada;

Regulación actual

 Artículo 160 del Código del Trabajo 

El contrato de trabajo termina sin derecho a indemnización alguna cuando el empleador le ponga término invocando una o más de las siguientes causales:

1.-  Alguna de las conductas indebidas de carácter grave, debidamente comprobadas, que a continuación se señalan:

a)   Falta de probidad del trabajador en el desempeño de sus funciones;

Concepto de falta de probidad

JLT del Trabajo de Temuco, O-155-16:

"La jurisprudencia ha indicado que ante la falta de una conceptualización legal del término “falta de probidad”, ha de entenderse en su sentido natural y obvio como sinónimo de falta de integridad y honradez. El diccionario de la RAE indica que probidad significa integridad y honradez en el obrar, que íntegro es sinónimo de recto, probo, intachable, que recto significa justo severo y firme en sus resoluciones que intachable es lo quien no admite o merece tacha y que honradez equivale un proceder recto, propio del hombre probo."

1° Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, O-5891-2017, Emil Andrés Ibarra Sáez:

"Teniendo presente dicha causal, se destaca que en la misma no se describe respecto a qué entiende el legislador por falta de probidad del trabajador en el desempeño de sus funciones. Sin embargo autores como Raúl Fernández Toledo, en artículo publicado en la revista Ius et Praxis volumen 21 N° 2, del año 2015, han entendido la falta de probidad como "la conducta observada por el trabajador dependiente que provoca la transgresión de alguna obligación o prohibición consignada previamente en el contrato individual de trabajo, en el reglamento interno, en el reglamento de higiene y seguridad en el trabajo, en el instrumento colectivo de trabajo o en las normas laborales vigentes emanadas del Estado, sea con la intención de infringir o con mera negligencia." A su vez, la Dirección del Trabajo ha entendido dicha disposición en el sentido de que: "la probidad es la honradez, integridad y rectitud en el actuar, por lo que la falta de probidad sería la ausencia de honradez, integridad o rectitud en el proceder de un trabajador en el desempeño de las funciones convenidas en el contrato." En ese orden de ideas, se tiene presente que la conducta realizada por el actor debe implicar una contravención a las obligaciones impuestas por el contrato o por nuestra legislación, con una gravedad mayor que al mero incumplimiento de las obligaciones impuestas por el contrato, dado que si fueran equiparables implicaría la reiteración de una misma situación. A su vez, otro elemento a destacar, expuesto en la definición dada por la Dirección el Trabajo, radica en que dicha falta de probidad debe darse en el desempeño o con relación a las funciones convenidas en el contrato, ante lo cual no cualquier falta de probidad puede dar curso a la aplicación de la causal aducida. Misma opinión expresa Raúl Fernández en el artículo ya citado, quien expone que: "para proceder al despido disciplinario por conductas extrañas a la relación de trabajo siempre se requiere una necesaria correlación con el desenvolvimiento de la relación de trabajo, influyendo necesariamente tal conducta en el ambiente laboral y en la organización empresarial en forma negativa."

ICA de Apelaciones de Valparaíso, 20 de febrero de 2002, Rol 427-2005:

"La falta de probidad como causal de caducidad se refiere a los atentados contra el deber de fidelidad, quedando comprendida en ella la deslealtad y el abuso de confianza. La esencia de esta infracción descansa en el quebrantamiento consciente del principio de fidelidad y el la pérdida del crédito y buena fe depositados por el empleador en la persona del trabajador."

Corte Suprema, 2.674-13:

 "Que, ahora bien, en cuanto a la causal invocada para la terminación de la relación laboral, esto es, la falta de probidad y conducta inmoral, cabe hacer las siguientes precisiones: La probidad, siguiendo al Léxico importa honradez y ésta rectitud, la que, a su tiempo, para el caso en estudio, es la "recta razón o conocimiento práctico de lo que debemos hacer o decir". Como se advierte, excede el ámbito meramente económico o desempeño relativo al ámbito patrimonial sea público o privado; deriva, en su ausencia, en un proceder torcido o contrario a la razonabilidad que debe inspirar las conductas (...)" (Corte de Apelaciones de Valparaíso, considerando 10º; confirmado por la Corte Suprema).

Suprema, Casación Rol Nº 2.084-05:

"Tercero: Que al respecto esta Corte ya ha señalado que "el sentido de la norma es claro en orden a facultar al empleador para finalizar la vinculación existente con el trabajador cuando éste ha incurrido en falta de probidad. Tal prerrogativa, evidentemente, aparece concebida dentro del especial nexo habido entre las partes, esto es, la prestación de servicios personales, bajo vínculo de subordinación o dependencia, a cambio de una remuneración, relación contractual en la que uno de los sujetos resulta, en mayor o menor medida, supeditado al otro, es el contratante débil al cual la ley se ha preocupado de proteger mediante toda una reglamentación contenida en el Código de la especialidad. "Que, no obstante el raciocinio anterior, no puede desconocerse que el contrato de trabajo se encuentra también marcado por su contenido ético, es decir, por el imperio de ciertos principios que las partes deben respetar, entre ellos, el deber de fidelidad y lealtad a que ambas se encuentran obligadas, atendidas, entre otras, las circunstancias de alta competitividad en el que se desarrollan en el mundo moderno las actividades empresariales. En efecto, el mayor o menor éxito de una empresa radica en la calidad y variedad de los productos que ofrezca a los consumidores de los mismos, características que, a su vez, dependen de un acertado proceso de producción en el que, sin duda, los dependientes juegan un rol principal." "Que, por lo mismo, las relaciones laborales han de desenvolverse en un clima de confianza, el que se genera en la medida que las partes cumplan con sus obligaciones en la forma estipulada, fundamentalmente, de buena fe. Es por este motivo que, ante ciertas conductas del trabajador, graves y debidamente comprobadas, el legislador laboral autoriza al empleador a poner término a la vinculación, sancionando al trabajador con la pérdida de las indemnizaciones que, en otro evento, le habrían correspondido. En la especie, se ha tratado de la probidad, esto es, de la honradez en el actuar". "Que dicha honradez en el actuar exigida al dependiente, la ley laboral la ha establecido sin mayores calificativos, es decir, basta que concurra -y haya sido acreditada- para que dé lugar a la sanción más arriba mencionada. No se requiere la convergencia o reunión de más antecedentes, sin perjuicio de la facultad de apreciación de la prueba rendida, actividad que se ubica entre las atribuciones privativas de los jueces del grado. Por ende, ante la ausencia de esa rectitud o integridad recibe aplicación la disposición contenida en el artículo 160 Nº 1 del Código del Trabajo, sin que sea necesario considerar la concurrencia de otras circunstancias, por no exigirlo ni poder interpretarse de esa manera, sin infringir la norma en examen." Cuarto: Que, a lo anterior cabe agregar que, actualmente, el legislador exige la gravedad y la debida comprobación de la conducta desplegada por el trabajador"

La probidad es parte de la naturaleza de la relación laboral

ICA de Valparaíso, ROL N° 52-2017:

"Quinto: Que, en casos análogos, la Excma. Corte Suprema ha dicho “…que si bien es cierto en el contrato de trabajo nada se dice … como lo ha declarado esta Corte en otras oportunidades, la señalada convención se caracteriza también por su contenido ético, es decir, por el imperio de ciertos principios que las partes deben respetar, entre ellos, el deber de fidelidad y lealtad a que ambas se encuentran obligadas. Por lo mismo, las relaciones laborales han de desenvolverse en un clima de confianza, el que se genera en la medida que las partes cumplan con sus obligaciones en la forma estipulada, de buena fe, principio del cual se encuentra imbuida toda la legislación nacional y consagrado, especialmente en materia contractual, en el artículo 1546 del Código Civil. De esta manera, los mencionados deberes constitutivos de la carga ética aludida, son claras directrices del comportamiento de los contratantes durante la vigencia de su vinculación, sujetándolos a varias obligaciones que, con independencia de su explicitación en el texto del contrato pertinente o consensuado expresamente, emanan de la naturaleza de la relación laboral y deben considerarse integrantes del mismo (Corte Suprema, Rol N° 821-2012, sentencia de reemplazo de la resolución de la Corte de Apelaciones, considerando tercero)."

Corte Suprema, 2.955-13:

"Que sin perjuicio de lo razonado precedentemente, esta Corte estima necesario afirmar que no comparte el desarrollo, orden de razonamientos, ni la interpretación que le sirve de sustento a la decisión adoptada por la Corte de Apelaciones de Valparaíso en la sentencia de ocho de abril de dos mil trece, en cuanto estimó que la conducta asentada en relación con la sustracción de material de propiedad de la empresa empleadora no sea constitutiva de la causal de falta de probidad, prevista y sancionada en el artículo 160 Nº 1, letra a) del Código del Trabajo, por cuanto, como este tribunal ya ha señalado, el sentido de la norma es claro en orden a facultar al empleador para finalizar la vinculación existente con el trabajador cuando éste ha incurrido en falta de probidad, prerrogativa que aparece concebida dentro del especial nexo habido entre las partes, esto es, la prestación de servicios personales, bajo vínculo de subordinación o dependencia, a cambio de una remuneración. Debe tenerse en consideración que el contrato de trabajo está delineado por su contenido ético, es decir, por el imperio de ciertos principios que las partes deben respetar, entre ellos, el deber de fidelidad y lealtad a que se encuentran obligadas. Que, la falta de probidad del trabajador aparece calificada, per se, como una conducta de carácter grave, la que en el caso de autos, a juicio de estos sentenciadores, reunía tal característica, por cuanto configuró un atentado en contra de las especiales características a las que se ha hecho alusión, y que configuran, indefectiblemente, la pérdida de confianza en la relación que une a las partes."

Interpretación restrictiva

Juzgado de Letras del Trabajo de Valparaíso T-82-2017, Ximena Cárcamo Zamora:

"VIGESIMO TERCERO: Que, corresponde ahora analizar si en la especie, y en primer lugar, en la conducta de la trabajadora ha existido falta de probidad en los términos del artículo 160 N° 1 letra a) del Código del Trabajo, causal que por su naturaleza y por las consecuencias que genera debe ser interpretada restrictivamente al momento de la verificación o constatación de la concurrencia de cada uno de los elementos que copulativamente exige para su procedencia. Por lo anterior, ella merece un análisis detallado respecto del cumplimiento de sus presupuestos fácticos, los cuales de no acreditarse, necesariamente tornan en injustificado el despido de la demandada."

Requisitos

a. En primer lugar, los caracteres de gravedad suficientes para que haga razonable su invocación.

b. En segundo lugar, se requiere que esta causal se encuentre debidamente comprobada, según se desprende claramente de la norma ya citada.

c. En tercer lugar, los hechos deben haber sido cometidos en el desempeño de las funciones del trabajador, durante su jornada laboral.

Conductas de carácter grave

El artículo 160, sobre el despido disciplinario, establece para su primer numeral la exigencia respecto de cada una de las seis conductas consideradas indebidas, que deben ser estimadas específicamente graves y que deben estar debidamente comprobadas.

ICA de Valparaíso, 14 de enero de 2004, en autos Rol N° 160-2003:

“El legislador para éste tipo de causal legal ha exigido que la supuesta “falta de probidad” debe ser grave y debidamente probada, lo cual como describe la jurisprudencia nacional “supone una exacta precisión en cuanto a los hechos invocados que constituyan dicha causal, en cuanto a la fecha de su ocurrencia, época y demás circunstancias que no dejen lugar a dudas en cuanto a al existencia de los mismos”

JLT del Trabajo de Valparaíso, O-265-2015, Ximena Cárcamo Zamora:

"Con todo, el legislador en su establecimiento es claro en cuanto a que no puede tratarse de cualquier hecho que signifique esta pérdida de confianza, sino que debe tratarse de una circunstancia grave, lo cual necesariamente nos lleva a un examen de ponderación."

Corte Suprema, Casación, 318-2004:

"la ausencia de rectitud, integridad u honradez en el obrar, que los hechos que la constituyen deben resultar nítidamente probados y revestir cierta magnitud, gravedad y significación".

No es necesario la concurrencia de otras circunstancias

  • Resultado de investigación en sede penal.
  • Existencia de lucro personal

"... no requiere la configuración de la causal la existencia de hechos que necesariamente puedan encuadrarse en un ilícito penal..." (Lanata, 2009; 274)

"Por otra parte, cabe consignar que la jurisprudencia judicial considera que falta de probidad es sinónimo de falta de honradez e integridad en el obrar y que la falta de probidad laboral no se excluye por una sentencia de sobreseimiento penal o que esa falta de probidad no genera siempre responsabilidad penal." (Moraga, 2014; 473)

JLT de Temuco, O.155-16:

"OCTAVO: Que en relación a la causal invocada, esto es falta de probidad, ¿Esta causal está íntimamente ligada con el comportamiento del dependiente en el ámbito laboral , de suerte que si este no se ajusta a la buena conducta y la corrección exigibles en función del trabajo encomendado puede ser despedido sin derecho al pago de beneficios indemnizatorios. La falta de probidad se refiere a hechos o acciones que impliquen falta de honradez, honestidad y responsabilidad en el obrar sin que sea necesario considera, además de la gravedad de la conducta y su debida comprobación, la concurrencia de otras circunstancia, como es el resultado de una investigación en sede penal o la existencia de lucro personal, por no exigirlo la disposición citada. Acá es la confianza depositada en el trabajador y la lealtad esperada la que se ve quebrantada con el proceder irregular del trabajador. (Corte de Apelaciones de Santiago 9 de mayo de 2008, Rol 3507-2007)."
ICA de Valdivia, Rol N° 250-2018:

"d) Finalmente la recurrente considera que se ha infringido entre otras normas la contenida en el art. 4 del Código Procesal Penal, presunción de inocencia. Habida cuenta, sostiene, que se ha imputado a los actores la comisión de un ilícito, quedarse con el dinero de la venta de 7 pasajes, ilícito respecto del cual no existió formalización y menos aún sentencia condenatoria. Que si bien el Código del Trabajo no define lo que debe entenderse por "falta de probidad", pero se puede decir que la probidad es la honradez, integridad y rectitud en el actuar, por lo que la falta de probidad sería la ausencia de honradez, integridad o rectitud en el proceder de un trabajador en el desempeño de las funciones convenidas en el contrato. Conducta que puede ser constitutiva de delito o no, pero que tiene un tratamiento propio en el estatuto laboral, diverso de la materia penal. Por ende la argumentación de la actora no puede ser admitida."
JLT de Antofagasta, O-1314-2016:
“Que, en este orden de ideas, la falta de probidad, al tenor de la causal objeto de este análisis, debe entenderse como la carencia de integridad y honradez en el actuar, traducida en infracciones graves y trascendentes, realizadas por el trabajador en el desempeño de sus funciones, y que eventualmente causen algún tipo de perjuicio para el empleador, sin que se requiera acreditar la habitualidad de la conducta o que el eventual daño sea grave y extendido en el tiempo, sosteniendo la jurisprudencia que, para su configuración, se requiere copulativamente que el hecho resulte debidamente probado y que se trate de una falta grave, es decir, que revista una gran magnitud o significación, bastando para su configuración que se encuentren reconocidos o establecidos judicialmente y que atenten contra el principio inherente al contrato de trabajo, cual es, el de la buena fe”

En función del trabajo encomendado

Juzgado de Letras del Trabajo de Temuco, O-900-2016:

"DÉCIMO: Que en relación a la primera causal, esto es falta de probidad, "Esta causal está íntimamente ligada con el comportamiento del dependiente en el ámbito laboral , de suerte que si este no se ajusta a la buena conducta y la corrección exigibles en función del trabajo encomendado puede ser despedido sin derecho al pago de beneficios indemnizatorios. La falta de probidad se refiere a hechos o acciones que impliquen falta de honradez, honestidad y responsabilidad en el obrar sin que sea necesario considerar, además de la gravedad de la conducta y su debida comprobación, la concurrencia de otras circunstancia, como es el resultado de una investigación en sede penal o la existencia de lucro personal, por no exigirlo la disposición citada. Acá es la confianza depositada en el trabajador y la lealtad esperada la que se ve quebrantada con el proceder irregular del trabajador." (Corte de Apelaciones de Santiago 9 de mayo de 2008, Rol 3507-2007).

Carga de la prueba

ICA de Puerto Montt, 189-12:

"SÉPTIMO: Que, como lo ha señalado la jurisprudencia, la carga de la prueba de la falta de probidad o conducta inmoral por parte de un trabajador recae sobre el empleador que la alega, el cual debe demostrar de manera indubitable, dada la gravedad de aplicar la sanción máxima que implica la pérdida del empleo, que el trabajador ha faltado efectivamente a la honradez o rectitud en el trabajo, tanto en su elemento material como humano, vulnerando así la moralidad que se requiere para el desarrollo armónico de la actividad productiva.        OCTAVO: Que, además debe considerarse, que lo obrado por el trabajador para que constituya falta de probidad en los términos de la causal del artículo 160 Nº 1 del Código del Trabajo, debe constituir una conducta indebida de carácter grave. El tribunal para así evaluarlo, debe partir de análisis conforme a sus máximas de experiencia, de cuál era la intencionalidad que se desprende de los actos y hechos demostrados, y cual sería el proceder de una persona proba conforme al tipo de conducta esperada en casos iguales o similares en la sociedad."

Contrato de trabajo con el Estado

ICA de Puerto Montt, 695-13, confirmado Corte Suprema, 14.556-13:

"Sin perjuicio la Contraloría General de la República, en Dictamen 43.689 de 9 de julio de 2013, ha resuelto que en estos casos se debió invocar alguna de las causales contempladas en el artículo 160 del Código del Trabajo, y que si se trata de causal de falta de probidad, "es necesaria la incoación de una breve investigación en la que demuestre fehacientemente la existencia de la misma, la cual, si bien no debe ajustarse a las reglas rígidas de tramitación de un sumario, es indispensable que asegure el derecho a un debido proceso, bastando para ello que se acredite la ocurrencia de los hechos que configuran el motivo del término de la relación laboral, se oiga al afectado entregándole la oportunidad de defenderse y que se le notifique de la sanción, dando así cumplimiento a lo establecido en el artículo 18 de la Ley 18.575, Orgánica Constitucional de Bases Generales de la Administración del Estado." (Corte de Apelaciones de Puerto Montt, considerando 7º; confirmado por la Corte Suprema)."

JLT de Santiago, O-5864-2018, Mg. Eduardo Ramírez Urquiza:

"La probidad por definición es sinónimo de honradez y la causal legal que se imputa en el artículo 72 letra C) de la Ley N° 19.070 es la falta de ella. En el mismo precepto además se pone en un mismo plano la ¿conducta inmoral¿.La probidad administrativa en el artículo 52 de la Ley N° 18.575 da cuenta de lo que se entiende en dicho ámbito y si bien también hace referencia a la existencia de esta falta de rectitud incluye una serie de hipótesis y conceptos adicionales a la expresión. En ese sentido. Es más amplia que aquella que contempla el Estatuto Docente y, por ende a juicio de este sentenciador, ella debe ser descartada por entender que el precepto sancionatorio debe tener una interpretación restrictiva que debe ir en favor del sancionado. En efecto, el texto que rige a los profesores centra más bien el reproche en la deshonestidad, la torcida actuación, el engaño y el actuar sibilino."

Plazo

Suprema, Casación, Rol N° 76-2006:

"Quinto: Que los jueces del fondo para resolver la materia debatida, no se encuentra impedidos en modo alguno para efectuar, las consideraciones o apreciaciones que le permitan resolver la cuestión debatida y que aparezcan más acordes a ella, aún cuando éstas no hayan sido esgrimidas por las partes. Sexto: Que, en la especie, una de las cuestiones fundamentales que determinó que se concluyera que el despido fue injustificado fue precisamente la circunstancia que entre la fecha del hecho que motivó el despido y su materialización, habían transcurrido más de seis meses, alegación que en todo caso, a diferencia de lo aseverado por el recurrente, sí fue expuesta como fundamento de la demanda interpuesta por el actor, conforme se lee a fojas 11 vta. Séptimo: Que por lo razonado no se ha configurado la causal de nulidad en estudio, motivo por el cual, ésta será rechazada."

Indemnizaciones

Preaviso, años de servicio y recargos

En el caso de declararse el despido indebido, procede la indemnización sustitutiva del aviso previo y la indemnización por años de servicio.

Recargos: Indemnización por años de servicio recargada en un 80%

Si se declara que ha sido invocada la causal careciendo de motivo plausible para ello, el recargo será de 100%, tanto para la indemnización sustitutiva del aviso previo como para la indemnización por años de servicio.

Suprema, Casación, Rol Nº 3.842-06.-:

"Noveno: Que la indemnización por años de servicios, también ya dicho por este Tribunal, posee como elementos determinantes el tiempo y el monto de la última remuneración, nace a la época de terminación de la relación laboral y recompensa el lapso durante el cual el dependiente ha invertido su fuerza de trabajo para con su empleador. Por su parte, la indemnización sustitutiva del aviso previo tiene por objeto resarcir la pérdida abrupta de la fuente de trabajo y procurar que el trabajador disponga de un lapso prudencial para conseguir una nueva fuente de ingresos. La procedencia de ambas está sí condicionada a la declaración previa, por parte del Tribunal, de la injustificación o improcedencia del despido.

     Décimo: Que las instituciones brevemente analizadas son propias absolutamente del derecho laboral y constituyen resarcimientos o recompensas originadas en la relación de trabajo que une a las partes y a la que errada o indebidamente se la ha concluido. Incluso, una de ellas, según se explicó, puede ser incrementada en porcentajes importantes. En efecto, esgrimir causales como la falta de probidad, los actos, omisiones o imprudencias temerarias o el perjuicio material causado intencionalmente, las que se vinculan, de alguna manera, con actitudes que podrían enmarcarse o ser sancionadas en la legislación penal, da pábulo a un incremento de hasta un 100%."

Falta de probidad y honra

En la Historia de la Ley 19.010 se propuso que el trabajador pudiera ser compensado si probaba el despido indebido por la causal de falta de probidad. Se desestimó la idea.

JLT del Trabajo de Valparaiso, T-186-12:

"DECIMO SEPTIMO: Que, respecto de la segunda de las garantías denunciadas como vulneradas, se dirá: que, si bien es cierto, la carta le hace imputaciones respecto de una conducta que el empleador califica de “sustracción”, no es menos cierto que tal cuestión por sí sola no representa la vulneración que alega, sobre todo pues la palabra utilizada “sustracción”, no lleva consigo necesariamente la imputación de un delito o falta toda vez que ésta es sólo una de las cuatro acepciones que posee el vocablo en cuestión según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, según el cual “sustraer” significa, en primer lugar: apartar, separar o extraer y solo en otra acepción “hurtar”. Menos vocación para ello tiene el resto de las imputaciones de la carta, no acatar órdenes e instrucciones, ausentarse de las labores, o el mal trato que se dice la actora propinaba a sus compañeras de trabajo o al administrador. Todas ellas pueden resultar inefectivas y aun así no se vulnera con ello la garantía fundamental del artículo 19 Nº 4 de la Constitución Política de la República esto es, el respeto a la honra de la persona. Estas razones autorizan, sin lugar a dudas, a desestimar la denuncia de vulneración de garantías fundamentales por este capítulo."

JLT de La Serena, T-193-2018, Mg. Valeria Mulet Martínez:

"Por otra parte, el vocablo ¿honra¿, según desarrolla el profesor Alejandro Silva Bascuñán, en su Tratado de Derecho Constitucional¿, Editorial Jurídica, 2006, tiene dos acepciones, una referida a la apreciación favorable que tiene uno de sí mismo y, que por su propia naturaleza, tiene carácter subjetivo, porque se vincula al juicio propio y particular de cada persona en torno a si misma; y la otra, que es la estimación favorable que la colectividad tiene de las cualidades de la persona y de la conducta que ha observado, que es de carácter objetivo porque se construye y se expresa fuera de la persona en relación a la cual se refiere, y es en este segundo sentido que el ordenamiento jurídico puede brindar protección a la honra. Para acreditar que se ha vulnerado su derecho a la honra, el actor se ha valido de la carta de despido, cuyo contenido declara trasgrede su derecho. De su lectura se advierte que contiene una descripción de hechos, que cumple con la finalidad que establece el artículo 162 del Código del Trabajo en cuanto exige expresar la causal del despido y los hechos en que se funda el mismo. En la carta se hace alusión a la existencia de una grave conducta y falta de probidad en el cumplimiento de las responsabilidades que la empresa le encomendó al actor, para luego explicar detalladamente los hechos que la empresa detectó y que tiene comprobados, indicando las normas que entiende infringidas con el actuar. Para establecer y determinar que el contenido de la carta, con que la imputación de los hechos, lesiona el derecho a la honra del actor, no es suficiente acreditar que dichas imputaciones son falsas e infundadas, puesto que cuando el trabajador estima que los hechos en que se funda la causal invocada por su empleador no corresponden a la realidad, puede ejercer la acción por despido injustificado, indebido o improcedente, accediendo a las indemnizaciones del artículo 162 y 163 del Código del Trabajo, contemplándose además un aumento especial de la indemnización en el artículo 168, según sea la gravedad de la imputación, cuando la causal es declarada injustificada, indebida y/o carente de motivo plausible. Claramente, si se logra establecer que el contenido de la comunicación del despido contiene hechos injuriosos y calumniosos que menoscaban la respetabilidad y fama del trabajador, tendríamos que entender que existe una vulneración al derecho la honra, pero este no es el caso, por cuanto se cómo se ha indicado, la carta expresa de manera bastante objetiva, los motivos de la decisión de despedir al actor, contextualizando los hechos que han servido de fundamento. No se ha aportado por el actor, ningún antecedente probatorio que permita dar cuenta de la afectación denunciada, por lo que se debe concluir que el denunciante no ha cumplido con el estándar probatorio mínimo exigido en cuanto a aportar indicios de que la denunciada ha vulnerado su derecho a la honra."

Sentencias sobre esta causal

Máximas de la experiencia

  • ICA de Valparaíso Rol Nº 78-2013.-:
"Undécimo: Que de acuerdo a todo lo expuesto, ha de convenirse que es bastante discutible que los hechos por los cuales fue despedido el demandante, sean constitutivos efectivamente de falta de probidad -entendida ésta última como honradez, rectitud de ánimo e integridad en el obrar-, especialmente porque conforme a lo depuesto por los testigos mencionados en el considerando que precede, era una costumbre que los trabajadores se llevaran de la empresa hasta un kilo de masa, costumbre que al sentenciador no lo convenció del todo -tal como literalmente deja explicitado en el fundamento décimo-, rechazando por ello la demanda, pero las máximas de la experiencia enseñan que semejante costumbre verdaderamente existe en el rubro de los panaderos y panificadores, en virtud de la cual los empleadores regalan efectivamente kilos de pan a sus dependientes.
     Duodécimo: Que sin embargo, más allá del cuestionamiento de si la conducta es o no constitutiva de falta de probidad, lo que no puede ser materia de discusión es que ella en modo alguno puede calificarse de grave, en primer lugar, porque analizados los hechos en sí, de manera objetiva y abstracta, carecen de mayor importancia, prueba de lo cual es el ejercicio del principio de oportunidad por parte del Ministerio Público, y en segundo lugar, porque examinados en el caso concreto, esto es, un trabajador con una antigüedad de 18 años, que es sorprendido retirando de la empresa 2,9 kilos de amasijo de empanadas por un valor neto de poco más de $1.300, lo que entendía una costumbre, no tiene en modo alguno la entidad suficiente para permitir al empleador poner término a una relación laboral de tantos años, de manera unilateral y sin derecho a indemnización alguna."
  • Contra el fallo anterior se recurre de Unificación N° 2.955-2013. ICA de Valparaíso Rol Nº 78-2013, JLT de Valparaíso. Se rechaza el recurso por falta de fallos de contraste, pero señalan que acogerían el recurso.
      "Decimocuarto: Que sin perjuicio de lo razonado precedentemente, esta Corte estima necesario afirmar que no comparte el desarrollo, orden de razonamientos, ni la interpretación que le sirve de sustento a la decisión adoptada por la Corte de Apelaciones de Valparaíso en la sentencia de ocho de abril de dos mil trece, en cuanto estimó que la conducta asentada en relación con la sustracción de material de propiedad de la empresa empleadora no sea constitutiva de la causal de falta de probidad, prevista y sancionada en el artículo 160 Nº 1, letra a) del Código del Trabajo, por cuanto, como este tribunal ya ha señalado, el sentido de la norma es claro en orden a facultar al empleador para finalizar la vinculación existente con el trabajador cuando éste ha incurrido en falta de probidad, prerrogativa que aparece concebida dentro del especial nexo habido entre las partes, esto es, la prestación de servicios personales, bajo vínculo de subordinación o dependencia, a cambio de una remuneración. Debe tenerse en consideración que el contrato de trabajo está delineado por su contenido ético, es decir, por el imperio de ciertos principios que las partes deben respetar, entre ellos, el deber de fidelidad y lealtad a que se encuentran obligadas. Que, la falta de probidad del trabajador aparece calificada, per se, como una conducta de carácter grave, la que en el caso de autos, a juicio de estos sentenciadores, reunía tal característica, por cuanto configuró un atentado en contra de las especiales características a las que se ha hecho alusión, y que configuran, indefectiblemente, la pérdida de confianza en la relación que une a las partes."
  • Puerto Montt, Nulidad N° 189-2018:
"OCTAVO: Que, además debe considerarse, que lo obrado por el trabajador para que constituya falta de probidad en los términos de la causal del artículo 160 Nº 1 del Código del Trabajo, debe constituir una conducta indebida de carácter grave. El tribunal para así evaluarlo, debe partir de análisis conforme a sus máximas de experiencia, de cuál era la intencionalidad que se desprende de los actos y hechos demostrados, y cual sería el proceder de una persona proba conforme al tipo de conducta esperada en casos iguales o similares en la sociedad."

Referencias



Muerte del trabajador · Vencimiento del plazo · Conclusión de la obra o servicio · Caso fortuito o fuerza mayor · Necesidades de la empresa, establecimiento o servicio · La situación de la invalidez total o parcial · Procedimiento concursal de liquidación (quiebra)
Mutuo acuerdo · Renuncia · Despido disciplinario · Desahucio.
Despido por falta de probidad · Despido por acoso sexual · Despido por vías de hecho · Despido por injurias · Despido por conducta inmoral · Despido por acoso laboral · Despido por negociaciones incompatibles · Despido por no concurrencia a trabajar · Despido por abandono del trabajo por parte del trabajador · Despido por acciones, omisiones o imprudencias temerarias · Despido por perjuicio material contra el empleador · Despido por incumplimiento grave de las obligaciones que impone el contrato.

Emilio Kopaitic - Categorías - Estadísticas - Páginas requeridas - Páginas nuevas - Usuarios y usuarias - Unidad Defensa Laboral